Los Tesoros de al-Andalus y La Ciencia.

ver archivo flash

Para los juegos interactivos instalados en las pantallas táctiles del Pabellón de al-Andalus y la Ciencia del Parque de las Ciencias de Granada, del que realicé todas las animaciones e ilustraciones, era fundamental crear un objetivo a ganar, un premio que el jugador o jugadora pudiera conseguir y teniendo en cuenta que iban a ser menores o adolescentes y que el fin último es la divulgación científica e histórica, propuse crear un museo.

El objetivo del juego es llenar ese museo con los “tesoros” conseguidos a lo largo de los seis grupos de conocimento preparados: medicina y farmacopea, navegación y cartografía, ingenios mecánicos, botánica y veterinaria, agricultura y manejo del agua, artes de la construcción y avances urbanos… Para conseguir cada tesoro hay que superar cinco pruebas que garantizan una parte del mismo. El sistema guarda la cuenta de cúales has ganado y de qué nivel de dificultad has elegido de los tres que se ofrecen.

Cuando cada tesoro es conseguido, se activa un mecanismo que va abriendo una misteriosa puerta ¿qué habrá tras ella?

Pulsa en enlace que hay bajo la imagen superior y aparecerá una ventana emergente con el archivo Flash. Si te fijas, hay unos cartelitos en los plintos de las piezas del museo, contienen información sobre cada tesoro. Ten cuidado con el enchufe que alguien se ha dejado en el suelo, ¡puede darte una sorpresa!

También puedes jugar online aquí.

Emasagra 2000. Catálogo de empresa.

En el año 2000 se editó este catálogo de empresa para Emasagra, organizadora del congreso AEAS (Asociación Española de Empresas de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas) de ese mismo año.

Para conseguir el azul profundo de la portada, se imprimió dos veces el mismo Pantone. Si ya el diseño, a una sola tinta y con líneas finísimas, era un reto, imprimir y ajustar esa tirada se convirtió en el reto de los impresores (Gráficas Alhambra) que hicieron además todo lo impreso para ese congreso.

Puedes abrir/descargar (botón derecho, guardar como…) este catálogo en PDF con las imágenes a baja resolución.

Tu olor está en mí. Poema.

TU OLOR ESTÁ EN MÍ

Un cigarro
qué pena
mi ansia de amor no se ha desvanecido

esta noche no soy
un conquistador
mi amor

ha desaparecido y fumo
el amor que con fuego consumo
por no saber quemar

mis ojos sin humo
cuando cae la fina lluvia
de la primavera.

Y así

mi amor ya no me espera
y yo libre me confundo
en el aire raro de un Abril con velas.

La luz del sol, su brillo
son alimento estos días
en que soy

grillo.

 

19·VI·88 – 5:10:46 AM

 

Para La Brujidera.

La Brujidera, Casa de Vinos, fue el primer bar o taberna de Granada en ofrecer los vinos desde una cuidada selección enológica, pudiendo elegir variedades y añadas como nunca se nos había ofrecido a la gente de a pie.

Achuche (* sigue leyendo).

Para abrir la puerta de La Brujidera, tanto para entrar como para salir, achuche, ya que abre en ambos lados. Eso es lo que pone en un cartelito que sus dueños tienen en uno de los cristales de la puerta. Y para que no se ensucien esos lugares en los que tanta gente ponemos las manos, se estilaban (en tiempos de mis abuelos) estos adornos.

Los hice por encargo para su inauguración en el 85, junto con unas lámparas (de las que hoy quedan cuatro) en latón calado a cincel y bordes estilo calderero en los filos, con un remate en los de arriba que hace de almella para colgarlas.

Aquí hay otras fotos que se pueden ampliar.

Referente a lo que comentaba de los vinos, recuerdo especialmente una añada de Vega Zacatena que literalmente extinguimos. Con sumo placer aliviamos la bodega de Jose Luis. Ahora Juan Carlos, su hermano, te atenderá con las delicias que Odiseo repartió por el Mediterráneo.

Un detalle ampliado del cincelado y los clavos de latón. Bajo uno de los clavos, mi firma de entonces: el tres de espadas.

El cielo de La Vega. Otra veleta.

Álvaro era muy pequeño. Cuando su padre le preguntó qué quería que pusiéramos en la veleta dijo: –Los trotamúsicos!

Bueno, pues basándome en esos dibujos animados (que a su vez estaban inspirados en Los Músicos de Bremen, cuento infantil de los famosos hermanos Grimm) realicé este calado en chapa de hierro de 1 mm. soldado al forjado que luego preparó Manolo Mudéjar.

Cuando sopla el fresco en estas tardes de primavera, puedes saber de dónde viene. Y ver el cielo de la Vega de Granada.